Introducción

    Vosotros sois los hijos más pequeños en esta gran familia que formamos todos los discípulos de Jesús. Por eso, nosotros, que somos vuestros padres y hermanos mayores en esta familia que es la Iglesia, queremos que crezcáis y lleguéis a ser amigos fieles de Jesús.

    Poco a poco, iréis dándoos cuenta de cómo vivimos los cristianos la Eucaristía que Jesús nos mandó celebrar. Y un día, os acercaréis, con los mayores, a comulgar tomando su Cuerpo. Ese día, será un gran acontecimiento en nuestra comunidad porque son dichosos los llamados a la Cena del Señor.

Objetivos

1.- Ayudar al niño a descubrir y valorar que vive con otros, que pertenece a una comunidad de hermanos en la que crece como persona.
2.- Descubrir y admirar el misterio de la vida y de la creación como don de Dios.
3.- Que el niño tome conciencia de su capacidad creadora y la viva con gozo sintiéndose acogido e impulsado por Dios.
4.- Ayudarle a despertar y crecer en una conciencia moral que favorezca el desarrollo de su personalidad como creyente.
5.- Facilitar la comunicación e iniciar en la expresión a través de los distintos lenguajes que se viven dentro de la comunidad cristiana.
6.- Descubrimiento de la realidad corporal. Hacer percibir al niño que Dios es el centro y la fuente de toda su vitalidad.
7.- Ofrecerle modelos de identificación que le ayuden a descubrir unas actividades evangélicas que favorezcan su crecimiento.
8.- Iniciar progresivamente en la vida sacramental, teniendo muy en cuenta en cada edad sus capacidades de expresión y de acceso a las mediaciones simbólicas.
9.- Ayudar a desear, planear, sentir, y responsabilizarse en el ambiente que les rodea.
10.- Iniciar en la lectura desde la fe de todas las realidades que el niño percibe (TV, comic, anuncios, sucesos,…) y de los acontecimientos significativos de su vida.

97-98

 


Situación actual 2008 - 2009

    En nuestra parroquia el período de preparación para la Primera Comunión es de tres años, empezando en segundo de Primaria.
En las tres etapas hay dos grupos de catequesis (tradicional y familiar). Los niños tienen catequesis por la tarde en los locales parroquiales:

 


 

 

Conclusión

    El catecismo no es toda la catequesis, aunque sea fundamental para la misma; es un instrumento que no puede encerrar en sí mismo todos los elementos que juegan en el acto catequético. Es decir, ofrecer la palabra de Dios, evocar la experiencia humana, cristiana y eclesial, celebrar la fe, experimentar el impulso hacia un testimonio coherente. La catequesis incluye la educación cristiana, que lleva, a testimoniar la fe en la vida cristiana.

El Concilio Vaticano II os ha recordado a vosotros, los padres de familia que vosotros sois "los primeros y principales educadores de los hijos" en especial, en lo que se refiere a su vida de fe. Que vuestros hijos aprendan -porque vosotros se lo enseñéis- a tratar a Dios como Padre, que no dejen de recibir vuestro cariño, esa insustituible iniciación a la vida de piedad hecha en el calor del hogar.