“ENCUENTRO DE NOVIOS MARZO 2.008"

Basado en la experiencia del año pasado la parroquia ha organizado un nuevo encuentro para aquellas parejas relacionadas con esta comunidad parroquial. La convocatoria ha tenido una difusión limitada y el contacto previo ha sido directamente con los sacerdotes de la parroquia.

La asistencia, tras haber habido contactos con un número mayor, ha sido de cinco parejas. Reseñar que este año hemos contado también con la presencia de un matrimonio ya veterano, que colabora en la parroquia de San José de Astillero, cuyas aportaciones agradecemos muy sinceramente.

El horario y los asuntos tratados han sido similares a los de otros encuentros intensivos (de fin de semana). Resultan un poco densos pero permiten compatibilizar el programa propuesto con una menor incomodidad para los asistentes.

El ambiente, como viene siendo habitual, ha sido muy participativo y el grado de implicación creemos que ha sido destacable. A juzgar por el resultado de las encuestas anónimas que han rellenado los asistentes al finalizar el encuentro, parece que se han cubierto los objetivos de forma bastante satisfactoria.

Tras las casi ocho horas destinadas al diálogo sobre los cuatro primeros temas, Psicología de la Pareja, Amor y Sexualidad, Los Hijos y la Dimensión Social de la Pareja, Ricardo hizo su entretenida y didáctica presentación sobre Fe y Sacramento para dar paso a la Eucaristía dominical. Finalmente hubo un aperitivo con las  aportaciones de todos los participantes. En esta última actividad han colaborado y nos han acompañado dos matrimonios del grupo de Lectura Creyente, a quienes agradecemos sinceramente su trabajo y su apoyo.

Deseamos a todas las parejas que han participado que sean capaces de valorar la importancia de contar con la presencia del Dios de Jesucristo, ante el cual se van a comprometer, en el diario transcurrir de su vida matrimonial. Les ofrecemos toda la ayuda de la comunidad eclesial que reconoce a la familia como auténtica Iglesia Doméstica; les felicitamos por su decisión; les animamos a ser verdaderos testigos del AMOR, con mayúsculas, y les agradecemos, cómo no, su asistencia y todo lo que nos han aportado.

Como siempre, terminar dando gracias a Dios por habernos hecho instrumentos suyos para anunciar su Buena Noticia.

 

 

Inma y Paco