VIVIR LA NAVIDAD DE OTRA MANERA ES POSIBLE.

    Durante estos días los jóvenes de la Parroquia hemos estado reflexionando sobre el sentido de la Navidad y hemos llegado a la conclusión de que hay una  manipulación de la Navidad, queremos manifestar públicamente nuestro sentimiento de que actualmente no se vive la verdadera Navidad; que la locura de anuncios y adornos navideños que invaden las calles poco o nada tienen que ver con lo que significa el nacimiento de Jesús. Estamos hartos del bombardeo constante a que nos somete la publicidad incitando a consumir y a comprar lo que no necesitamos y a gastar lo que no tenemos, utilizando la Navidad simplemente como un medio para aumentar ventas y beneficios.

    Nos damos cuenta cómo se silencian los valores de la Navidad y el mensaje de Jesús, y hemos decidido hacer un llamado firme a recuperar los verdaderos valores que la Navidad implica y a denunciar la hipocresía de quienes utilizan a Dios para promover el beneficio económico mientras se olvida de los pobres, que son los preferidos de Jesús.

    Hoy, para José, María y el Jesús no habría lugar en los centros comerciales ni en los supermercados ni en los hoteles de lujo, porque no podrían pagar. Nada más lejos del mensaje de amor, solidaridad y fraternidad que nos trae el nacimiento del niño Jesús.

Nos imaginamos “otra Navidad posible”, más cercana a ese Niño Jesús nacido humildemente en un pesebre. Donde en lugar de dar regalos, nos haremos presentes junto a los hambrientos, los necesitados y los excluidos y donde abriremos corazones y puertas a la llegada del Niño Dios. La solidaridad y la ternura se abrirán paso frente al individualismo, al egoísmo y al consumismo.

Nos imaginamos una Navidad donde aprovechamos para hacer un viaje al interior de nuestro espíritu, allí donde habita Dios.

Nos imaginamos una Navidad sencilla, solidaria, alegre, sin lujos, donde haremos presentes en nuestros corazones a todas las personas que sufren y que son las preferidas Jesús: niños/as de la calle, trabajadoras explotadas, desempleados/as, enfermos/as sin acceso a la salud, ciudadanos de tantos barrios que pasarán un día más con hambre, aquellos que pasarán la Navidad lejos de sus familias, las mujeres golpeadas y abusadas en tantos hogares.

Pero nos imaginamos también que nuestros corazones no podrán permanecer impasibles ante tanto dolor e injusticia y nos moverá a ponernos en marcha para buscar la manera de que toda esta situación, cese de una vez por todas. Nos imaginamos y queremos otro Mundo Posible.

Y por todo ello queremos invitar que el próximo  día 24 de diciembre celebremos la Navidad de otro modo posible:
- Representando un Nacimiento que simbolice el verdadero sentido de amor y solidaridad que creemos es parte fundamental de esta fiesta.

- Celebrando, sin lujos, el nacimiento del niño Jesús; cantando al Niño y compartiendo esa alegría, recordando de manera más cercana la experiencia de aquella noche de Navidad que les tocó vivir a San José y a la Virgen María a quienes nadie les dio posada por ser pobres.

-No nos olvidaremos de aquellos que no tiene la suerte de poder celebrar la Navidad en nuestras condiciones, por lo que nosotros, los jóvenes hemos organizado un café solidario a continuación del Festival, cuya recaudación irá íntegramente a Caritas, quien se encargara de hacerlo llegar a aquellos que lo necesitan.

Todo ello, porque creemos que otra Navidad es Posible.